En las últimas semanas nos han llegado reclamaciones verbales de clientes de entidades bancarias que están recibiendo notificaciones, en las que se les informa de cambios de condiciones en sus cuentas, imponiendo o aumentando comisiones por diferentes operaciones que puedan realizar o simplemente por su mantenimiento. Para compensar de alguna forma estas variaciones de contratos, les dicen que pueden “amortiguar” este efecto mediante la contratación de algún seguro a través de su mediación.

Desde el Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares denunciamos que estas prácticas son abusivas y rozan la ilegalidad, además de dejar clara la ausencia de asesoramiento, profesionalidad y protección de los derechos de los consumidores que exige la legislación vigente.

Ante esta situación, queremos informar a nuestros clientes y a la población general de la necesidad de proteger sus derechos y de contar con profesionales para proteger sus bienes materiales e inmateriales. Nuestra obligación como mediadores de seguros es ofrecer asesoramiento y confianza hacia el cliente, creando seguros para cubrir sus necesidades esenciales de forma segura.

Para más información o consultar, contacta con alguno de nuestros mediadores colegiados aquí.