Entrevista al mediador colegiado Jose Vicente Soler:

Como mediador colegiado, ¿qué es lo que más valoras de formar parte de un colegio profesional?

Disponer de una serie de servicios que habitualmente no tienes,  además de poder tener el distintivo  que certifica la veracidad de la profesión, frente a un colectivo que en ciertos casos puede ser intruso e incluso ejecutor de mala praxis, no debiéndose a la real profesión de un mediador si no a un comisionista colocador de productos sin asesoramiento.
Servicios como:
-Comité de mala praxis que vela por la correcta ejecución de la actividad del gremio, o su incorrecta publicidad del colectivo.
-Comité de formación. Buscando formación acorde y de calidad para el cumplimiento de las obligaciones del colectivo según normativa  vigente de distribución de seguros y que en su gran mayoría es gratuita para el colegiado.
-Departamento de atención al cliente, que cumple con una de las obligaciones  del colectivo  corredores.
-La asesoría jurídica que atiende las peticiones del colectivo
Los valores añadidos de diferentes acuerdos con todas las compañías aseguradoras y otras entidades externas como beneficio para el colectivo.
-Los cursos de aptitud en función del grado de necesidad que tiene el colectivo dependiendo del tipo de representación que este quiera ejercer (GRUPO A; B;C) y que ademas dada la singularidad del nuestra comunidad se ha conseguido que se pueda realizar  por videoconferencia desde cualquiera de las 4 Islas evitando desplazamientos y por tanto una reducción del coste significativo para los posibles interesados en IbIza, Formentera y Menorca.
 -La información que este colegio nos facilita y que en muchos casos no nos llegaría, o llegaría a toro pasado proveniente del consorcio de compensación, de la DGS, del consejo general , de publicaciones que hacen las compañías, o de informaciones relacionadas con el sector y que el colegio considera importante facilitar al colectivo por su contenido.
. La posibilidad de tener un servicio que dé valor a la interpretación de un condicionado en el supuesto de que haya discordia entre compañía y asegurado, facilitando la labor del mediador,  facilitando un 3º perito, o la interpretación del condicionado a través del área jurídica.
Entre otras que recomendaría a los no colegiados se interesaran para que valorar  su colegiación.
¿Con qué retos se encuentra un mediador en su trabajo?
El mayor reto que considero es, el estar actualizado, informado y formado, acorde a la situación actual, a las obligaciones de la normativa de distribución de seguros y al tipo de representación que quiera prestar cada mediador, para dar un servicio de calidad al candidato final ( el cliente) asesorándole e informándole para cubrir sus necesidades reales y que este las entienda, tanto en la contratación como en la gestión del siniestro como mediador entre la compañía y el cliente final.
¿Qué ventajas aporta un mediador de seguros para el cliente que quiere contratar?
Como he comentado antes el reto del mediador corresponde con el valor que este tiene para el cliente,  y es disponer de una figura de mediación entre el y la compañía tanto en la contratación y asesoramiento  de un producto que cumpla con sus necesidades como en la gestión y asesoramiento en el trámite de siniestro. La cuestión es si el cliente valora esta mediación y si reconoce a esta profesión como la figura que le ayuda a gestionar sus productos aseguradores, si me duele la cabeza voy al médico, si quiero construir una casa busco un arquitecto, si necesito dinero voy al banquero “pues si necesito un seguro voy a un mediador de seguros”.
¿Qué anécdotas o situación recuerdas que represente claramente la cercanía en el servicio post venta de un mediador?
Tengo varias:
Entrevista con un cliente que valora mucho sus productos contratados obligatoriamente con el banco y que viene a solicitar ajuste del coste de su póliza de seguro de su coche que tiene en mi agencia. Una vez descubiertas sus necesidades reales, revisados los contratos que tiene con el banco y el coste de los productos que le contrataron, por la concesión de un crédito, este ha cambiado de banco además de tramitar la baja de los contratos que le habían colocado, ahorrándose más de la mitad del coste y reduciendo el valor del tipo de interés de su hipoteca (son pocos los que se dan cuenta y deciden cambiar de camino).
Otra:  a consecuencia de los fenómenos atmosféricos sufridos por las DANA, nos solemos preocupar por cómo han afectado a nuestros clientes actuando y visitándoles si es posible, para tranquilizarlos,  asesorarles y guiarles en cómo iniciar los trámites. En un caso concreto recuerdo un cliente que me dice:  “habéis llegado antes que los servicios de ayuda….”
Y reconozco el mérito de alguno de mis colegas que no siendo de la zona, trasladarse a zona afectada,  calzarse botas de agua y pala en mano y  ponerse a desescombrar, además de intentar tranquilizar a la gente ayudar al prójimo como si le fuera la vida en ello.
Creo que es una profesión muy reconfortante cuando ves la efectividad del contrato bien formalizado, sea por una indemnización o por la intervención de los distintos servicios que puedan tener las compañías para atender la siniestralidad de un cliente.