¿Qué pasaría si ocupan nuestra vivienda y contamos con un Seguro del Hogar? ¿Qué cubriría en estos casos?

Desde 2008 y con la crisis económica el movimiento okupa se ha hecho más fuerte. Pisos embargados por bancos, segundas residencias… se han convertido en blanco de este tipo de usurpaciones.

Por lo tanto, la ocupación de viviendas es un riesgo real, aunque es más frecuente en segundas residencias, que a menudo permanecen vacías durante varios meses.

Si nos encontramos ante esta problemática, el primer paso que debemos tomar es realizar los trámites para tratar de recuperar la vivienda. Si tenemos un Seguro del Hogar contratado, puede facilitarnos algunos de los inconvenientes que puedan ocasionar:

 

  • Cubre los daños que el okupa pueda ocasionar a otros vecinos o a la comunidad de propietarios.
  • Tras la recuperación de la vivienda, hay algunas pólizas que cubren parcialmente los daños producidos por vandalismo en el edificio y mobiliario.
  • Algunas de las pólizas cubren también los casos donde se haya producido hurto de bienes o parte de los enseres que había en la vivienda.
  • Es habitual, que las pólizas de Seguros del Hogar cubran también los gastos jurídicos para reclamar los daños vandálicos y el hurto.
  • Sólo en algunas pólizas, podemos encontrar también coberturas frente al gasto de alquiler de una vivienda, mientras duren las obras de reparación por daños o vandalismo.

 

Los propietarios de segundas residencias tienden a contratar un Seguro del Hogar con las coberturas básicas, por lo que, aconsejamos revisar las pólizas de estos seguros y garantizar que están todas las necesidades y riesgos cubiertos. Contacta con tu mediador más cercano y te asesorará gratuitamente.