Entrevista a José Fco. De la Peña, mediador colegiado:

Según tu experiencia como mediador de seguros, ¿cuáles son las principales ventajas para el cliente de usar vuestros servicios frente a otros canales de contratación?

A la hora de formalizar una póliza de seguro podría parecer que contratas lo mismo a través de un Mediador Profesional Colegiado que con otros canales de distribución, resultando ser esta última opción más económica para el candidato en ciertos casos, detalle este, que puede influir en su decisión si solo se mira el precio final.
La primera diferencia es, que el MP, una vez analizado el riesgo, le va a ofrecer el contrato de seguro que mejor se adapta a sus necesidades y más le conviene desde el punto de vista económico y de coberturas, mientras que otros canales le ofrecen por regla general un paquete de garantías que normalmente tienen estandarizado en el que pueden faltar algunas y otras tener carencias o que los capitales asegurados no sean los adecuados para ese riesgo que se quiere asegurar.
La segunda y desde luego la que marca la diferencia y supone una gran ventaja para nosotros, es durante la vida del contrato, bien porque pueda haber alguna variación en el riesgo asegurado y habría que actualizarlo, o bien cuando se produce el siniestro, momento fundamental en el que toma sentido la póliza y en el que va a necesitar tener a su lado a un buen profesional para la mejor resolución del mismo, estos momentos son los que fidelizan y crean un vínculo en muchos casos de amistad entre cliente y su MP sobre todo en mediadores pequeños y medianos por la cercanía y el trato personal.

Como mediador de seguros y en plena crisis provocada por el Covid-19, ¿has podido notar un cambio en la demanda de seguros durante estos últimos meses?

Evidentemente se ha notado mucho la falta de nueva contratación, por razones obvias, el país se paraliza en todos los sentidos, lo hace el mundo empresarial y los autónomos en general con lo que ello conlleva, no se venden coches, muchos negocios e industrias ni comercian ni producen y consecuentemente el Sector Seguros se resiente por ser una parte muy importante de la economía del país ya que supone más del 5% de la misma y si el PIB cae como así ha ocurrido, el Sector Asegurador cae en porcentaje muy similar, y se produce una reacción en cascada afectando al último escalón que es el consumidor final. Nos hemos tenido que reinventar y agudizar el ingenio, por su parte las Compañías Aseguradoras que han paliado de alguna manera las consecuencias económicas, con normas que han favorecido el aplazamiento de pagos, el fraccionamiento de las primas sin recargo y en algunos casos y con determinadas Compañías, la condonación de primas proporcional a la duración de la pandemia, en otros casos creando bonos regalo parea clientes. Por nuestra parte entrar en contacto telefónico con toda nuestra cartera de clientes para darles soporte, preguntar por su estado y darles apoyo permanente poniéndonos a su entera disposición; también hemos segmentado la cartera en aquellos tipos de riesgos que por sus características y debido a la situación excepcional de improductividad determinadas garantías son innecesarias y por ello les hemos propuesto eliminar o modificar las mismas y de esta manera abaratar la prima, medida que ha sido muy bien recibida , en definitiva trabajo no productivo pero que ha servido para acercarnos un poco más a nuestros clientes y por consiguiente aumentar el grado de fidelización y confianza.

Las familias han sido un colectivo muy vulnerable en esta situación desencadenada por la pandemia y el confinamiento. Por tu parte, ¿has notado un mayor interés de tratar de “asegurar” sus garantías a través de una mayor contratación o la ampliación de pólizas?

La pandemia del Covid-19 nos ha hecho reflexionar mucho a todos, nos ha hecho darnos cuenta de que el riesgo está ahí. Está claro que las familias, si en algo han pensado bastante es en su salud y la de todos los suyos y que quieren el mejor trato, así como una gestión rápida que les aporte confianza y tranquilidad, de que no tienen de que preocuparse, que están respaldados; consecuentemente nos han pedido información del estado de sus pólizas y del capital de rescate en sus planes de ahorro, por otra parte los que no las tienen contratadas, nos han solicitado preferentemente productos personales de asistencia sanitaria, decesos y vida riesgo. Es por ello que este colectivo busca en los seguros personales esta seguridad que les pueden aportar este tipo de productos poniéndolo en manos de un buen profesional como es un Mediador de Seguros Colegiado a sabiendas que van a contratar el seguro que mejor se ajusta a sus necesidades.

Un mediador de seguros se caracteriza por la cercanía con el cliente, ¿puedes
contarnos alguna anécdota?

Un cliente importante de la Correduría, me escribe un Wp un viernes por la noche a eso de las 12 y me pregunta, ¿Estas despierto?, tenía un problema en el negocio y necesitaba consultarme y a su vez no quería molestarme, yo estaba despierto, le llamé y le resolví su duda.

¡Este es nuestro verdadero valor añadido!