La temporada de esquí ya ha empezado y unos seis millones de aficionados utilizarán las pistas de las 31 estaciones existentes en España, mientras que otros se desplazarán al extranjero para vivir unas vacaciones en la nieve. Según la Guía del Colegio de Mediadores de seguros de Baleares, «Si bien el esquí es una actividad segura, es frecuente que se produzcan lesiones o accidentes».

Por ello, os ofrecemos estas diez claves para esquiar sin contratiempos:

1.-Revisar las coberturas de los seguros que ya se tienen contratados, tanto las pólizas de Salud, Hogar e incluso de Automóvil ya que pueden incluir coberturas relativas a la asistencia en viaje.

2.-Los seguros de esquí no son caros. Compensa contratar uno teniendo en cuenta que es un deporte que puede tener sus riesgos. Además, sufrir un percance puede afectar también a terceras personas.

3.-Los accidentes conllevan gastos. Pueden enfrentar costes médicos, quirúrgicos y farmacéuticos, sobre todo si se esquía en el extranjero. Con la tarjeta sanitaria europea es posible acceder al reembolso de una parte de los gastos sanitarios, pero no siempre en su totalidad y en el caso de urgencias u hospitalizaciones este importe puede ser muy elevado.

4.-Los rescates no son gratis. En caso de tener que ser rescatado en pista en España los servicios son estatales, en cambio en el extranjero los realizan empresas privadas y son los propios deportistas los que asumen los costes. Esto hace que, en países como Francia o Austria, el coste de un rescate sea mucho más elevado y ronde los 5.000 euros en caso de evacuación con helicóptero.

Por este motivo, cuando nos desplazamos fuera para esquiar es importante contar con un seguro de viaje que cubra los gastos de repatriación y de rescate.

5.- Cada práctica deportiva es un riesgo. Las diferentes modalidades de esquí: snowboard, esquí alpino, de fondo… conllevan distintos riesgos. En el caso del snowboard, las probabilidades de sufrir lesiones son entre tres y cuatro veces más altas que las de los esquiadores, además de provocar más accidentes a terceros.

6.- Responsabilidad civil. Posibilidad de indemnización en caso de accidente a terceros. El seguro de Responsabilidad Civil es clave, ya que se debe estar cubierto en el caso de causar daño a otros practicando este deporte, principalmente producto de choques o atropellos.

7.-El forfait incluye en el precio un seguro obligatorio de viajeros que cubre los daños físicos que se puedan sufrir derivados de los remontes y su reembolso en caso de no poder disfrutar de éste por accidente. Sin embargo, no cubre los daños materiales a causa del mal estado del remonte, si se tiene un accidente en pista o fuera de ella, o si causamos daños a terceros.

8.- El transporte importa. La forma en que nos desplazamos a las pistas (en avión, tren, autobús o en coche) interviene a la hora de contratar un seguro. En el caso del transporte privado es importante si se va acompañado o no, y cuántos ocupantes del vehículo pueden conducir en caso de que el conductor principal se accidente y no pueda hacerlo.

9.-Los gastos imprevistos pueden salir caros. Hay otros gastos por pérdida, demora o daño del equipaje; y otros colaterales derivados de sufrir accidentes como son los gastos de hotel en caso de necesitar reposo o gastos de traslado de familiares y acompañantes en caso de ser precisa la hospitalización del accidentado durante más de 5 días.

y 10.-Ante la duda: un mediador. Es la mejor opción profesional ya que te informará de cuál es la póliza que más conviene en función de tus circunstancias.

“Hay que adaptar el seguro a la necesidad de la práctica de cada cual. Si vas en familia, con una práctica prudente y la estación escogida es en España, obviamente, el riesgo siempre está, pero determinadas coberturas relativas a la asistencia en viaje podrían resultar cubiertas, el mediador de seguros planteará una solución personalizada a cada caso, si es preciso», explican los especialistas del Colegio de Mediadores de Seguros de Baleares.

Con todo ello, ya puedes dejar las preocupaciones en casa y disfrutar de tus vacaciones.