En nuestro día a día nos encontramos con muchos casos en los que la población en riesgo de inundación no ha sido informada de los riesgos que corren. Estimamos en un millón el número de personas que serán afectadas por catástrofes naturales consecuencia de inundaciones en los 10 primeros km de costa.

Hace tres meses la Escuela de Negocios de mediadores (CECAS), junto al Observatorio de Sostenibilidad, publicó el informe Población en riesgo de inundación en España en la franja de los primeros 10 kilómetros de costa, donde se detalla, por población y barrios, los niveles de peligro de vivir en zonas del litoral.

Desgraciadamente, la borrasca Gloria ha confirmado las previsiones recogidas en el informe y los riesgos se están materializando. El temporal, además de víctimas mortales y heridos, ha provocado infinidad de daños naturales y materiales: playas desaparecidas bajo las aguas, ríos desbordados, campos y cosechas anegadas, carreteras cortadas, puentes destruidos y edificios destrozados.

Como mediadores de seguros, advertimos que todo propietario de viviendas, naves industriales o cultivos agrícolas en áreas con riesgo de inundación deben de estar informados de la naturaleza exacta de los riesgos asociados a su propiedad, su posible magnitud y la realidad geográfica concreta y así poder tomar medidas precisas. Más vale prevenir, que curar.

«A nadie le interesa un aumento de la siniestralidad, pero esta situación recurrente y la lentísima adopción de medidas eficaces en urbanismo y prevención obligará a las aseguradoras a revisar sus modelos de cálculo con la probabilidad de un aumento del precio de pólizas. De ahí, la conveniencia de una mejor gestión de las alertas meteorológicas y prevención que beneficie a la estabilidad de las primas y contribuya a reducir en lo posible los efectos de los desastres naturales”,: «Nuestro objetivo como profesionales del seguro y expertos en riesgos es minimizar el impacto del cambio climático a través de medidas preventivas que reduzcan la siniestralidad y faciliten la recuperación económica».

Por todo ello, recomendamos tomar medidas urgentes y eficaces respecto a las inundaciones, como pueden ser: En primer lugar, aumentar la información de los planes urbanísticos con datos sobre las viviendas y construcciones ya existentes. Como segunda recomendación: la aplicación de soluciones basadas en la naturaleza para disminuir el riesgo y gravedad de las inundaciones; medidas tales como reforestaciones o creación de lagunas de inundación y recuperación de la vegetación de ribera; y finalmente potenciar al máximo los Planes de Gestión de Riesgo de Inundaciones.

Zonas de mayor riesgo

El informe de CECAS y el Observatorio de Sostenibilidad señala como zonas con mayor riesgo de inundación para los próximos años las costas de la Comunidad Valenciana, Baleares, Cataluña y Andalucía, las comunidades que han resultado más damnificadas tras el paso de la borrasca Gloria.

No podemos evitar que borrascas como Gloria pasen por nuestras islas, lo que sí podemos hacer es adoptar medidas para minimizar su impacto.